sábado, 5 de abril de 2008

The Knack-Get The Knack(1979 power pop)(Yerma vinilo320)1pocodmusica




    Yerma envia:

   The Knack es un grupo de rock de Los Angeles (California). En 1979 lograron un gran éxito internacional con su primer single, My Sharona. Realmente es difícil no haber escuchado esta canción sin mover la cabeza con ese ritmo machacón y ese gran punteo final. Pero aparte de esa canción el disco tiene otras que están muy bien.
El power pop presente en My Sharona, junto con el look new wave setentero de la banda, contribuyeron a las comparaciones del grupo con la época temprana de los Beatles. Numerosos críticos del momento se oponían a la música disco, la cual dominaba la industria musical en el momento, y por tanto se abrieron a otros géneros en desarrollo como el punk rock, el hip hop y el heavy metal. Las influencias power pop y hard rock de The Knack les hicieron ganar cierta credibilidad entre la crítica. Al igual que otros les ridiculizaron por sus letras misógenas. Tras los siguientes trabajos, hubo una reacción adversa de la crítica hacia el grupo y éste se disolvió en un ambiente de disputas internas. El grupo se ha reunido periódicamente a lo largo de los años y en 2001 editó el álbum de estudio "Normal As The Next Guy" y un directo en DVD "Live From The Rock'N Roll Funhouse". A 2005, The Knack permanece en activo y ofrece directos en diversos sitios.
Copia de seguridad de mi vinilo a 320 con sus portadas originales y los sellos del disco. Buen sonido y buen disco. Se ha sacado un cd con 5 bonus tracks en el 2002. Este es el de 12 canciones. Os dejo en un archivo un extenso comentario del grupo trascrito de la gran web alohapoprock.
Los miembros originales del grupo fueron: Doug Fieger (cantante), Berton Averre (guitarra), Prescott Niles (bajo) y Bruce Gary (percusión).

Enlace:

The Knack-Get The Knack(1979 power pop)(Yerma vinilo320)1pocodmusica

1 comentario:

PIMPON_SESAMO dijo...

Es la primera que vez que los oigo, se dejan escuchar, no es un estilo que me guste, pero tan poco me importa escucharlos.
30 años despúes. Aunque no hay parangón con la música de hoy.

En fin, gracias.