viernes, 4 de abril de 2008

JETHRO TULL - A PASSION PLAY (1973 - UK ROCK) (JANUCA-YERMA VINILO @320)EQ




   Januka envia:

Ripeado de mis vinilos por el amigo Yerma, sin no mucho esfuerzo debido al estado del LP después de 25 años, y a @320 con completo Artwork.

A Passion Play es un album conceptual lanzado por la banda británica Jethro Tull. Trata de la historia sobre la jornada de un hombre en la post-vida, su formato es similar al de Thick As a Brick, con una canción única dividida entre las dos caras del LP - salvo por una interrupción para la lectura de un extraño cuento "The Story Of The Hare Who Lost His Spectacles" (La historia del Conejo que perdió sus gafas). Los versos densos, aquellos de juegos de palabras y alegorías, combinados con una música en cierto modo sin creatividad se asemeja a los trabajos anteriores, este de Passion Play es uno de los álbumes más controvertidos de la carrera de Tull. Su lanzamiento fué en el 1973, el álbum recibió en general críticas negativas; aunque, vendió lo suficiente para alcanzar la primera posición en ventas de éxito en los Estados Unidos.

A Passion Play es un disco algo polémico de Jethro Tull. Muy al estilo ultraprogresivo de Thick As A Brick, el álbum consiste en una sola canción homónimamente titulada, pero esta vez con un pequeño agregado como intermedio “The Story Of The Hare Who Lost His Spectacles”. Ni que decir que esta pequeña pieza es también sujeto de polémica.

¿De qué se trata todo el asunto? Pues que posterior a la edición del Thick As A Brick (y su buen recibimiento) y antes de la edición del siguiente disco, se realizaron una serie de conciertos donde la banda tocaba el tema de su nuevo disco, el cual en su mayoría desconcertaba a los oyentes. Uno de los asistentes a esos conciertos fue el cronista de una revista, quien desagradado con el tema oído, escribió una crítica demoledora, la cual bien puede resumirse en la frase que daba título a uno de los artículos criticando el tema: “A Play With No Passion”.

Este factor, sumado al tibio (casi frío) recibimiento al álbum, hicieron que el disco no corriera por muy buen caudal, lo cual fue el medio adecuado para que las acusaciones de pretensión a Jethro Tull. Incluso llegaron a crearse falsos rumores acerca de la disolución de la banda. Lo cierto es que ellos estaban devastados con la situación, lo cual probablemente motivó un regreso al formato de “canción” en su siguiente álbum “Warchild”.

Ahora, lo curioso es que, entre los amantes del rock progresivo, y por supuesto, los fanáticos de Jethro Tull, el disco está bastante bien considerado, el cual es también mi parecer, sin estar del todo incluido en ninguno de los dos grupos mencionados. ¿Razones? Pues aquí van.

Si bien es cierto que la importancia que se le da al “concepto” es quizá excesiva, no puedo decir que ello afecte directamente a la música. De hecho, tal como en TAAB, el sentido de la melodía está bastante bien conservado (hay pasajes melódicos extremadamente buenos). La variedad musical también se halla presente, lo cual hace que el tema en general sea una composición de diversas y variadas secciones, que aunque a veces son tan disímiles entre sí que le restan unidad (la cual definitivamente está más lograda en TAAB), no hacen para nada que la escucha sea insufrible. Tal vez el gran pero del disco sea el final, en el cual pareciera que la inspiración hubiera empezado a decaer, y nos muestra unas cuantas secciones sin muchas ideas musicales que ofrecer.

Mención aparte requiere The Story Of The Hare Who Lost His Spectacles, el intermedio del disco, el cual tiene la estructura básicamente de un tema para niños. En realidad, es un cuento musicalizado, relatado magistralmente (con acento escocés) por Jeffrey Hammond-Hammond, y con unos maravillosos arreglos orquestales a cargo de David Palmer, que hacen que sea una delicia oír esta sección.

Sobre la pomposidad de la canción, no hay que siquiera detenerse: todo aquel que disfrute de TAAB, está preparado para una banda esencialmente pomposa en sus ejercicios progresivos, que tiene a un vocal y compositivamente brillante Ian Anderson (que curiosamente parece haber cambiado su usual flauta por un saxofón que al parecer le costó varios dolores de cabeza a Ian para interpretarlo), a un Jeffrey Hammond-Hammond con sus siempre fabulosamente melódicas líneas de bajo, a Barriemore Barlow con la genial batería que ya nos había presentado en TAAB (aunque esta vez no hay solos, pero basta con sentarse a oír sus arreglos), y desde luego, a John Evans en los teclados, quien nuevamente carga en sus hombros gran parte de los arreglos melódicos de los temas, en los cuales incluye sintetizadotes. Por supuesto, nuevamente, la labor de Martin Barre se mantiene en un tercer o cuarto plano, con muy cortas ocasiones en las que puede apreciarse con evidencia su gran toque en la guitarra.

Temas:
Acto 1 : Funeral de Ronnie Pilgrim : una mañana de invierno en el cementerio
Acto 2 : El Banco de Memorias : un pequeño pero confortable teatro con un telón de cine ( a la mañana siguiente)
Tiempo Total : 45:04
Músicos :
Ian Anderson / flauta, guitarra acústica, saxo soprano, saxo sopranino, vocales
Martin Barre / guitarra eléctrica
Barriemore Barlow / Batería, tímpano, glockenspiel, marimba
Jeffrey Hammond-Hammond / bajo, vocales
John Evans / piano, órgano, sintetizadores, narrador del cuento.

Enlace:

JETHRO TULL - A PASSION PLAY (1973 - UK ROCK) (JANUCA-YERMA VINILO @320)EQ

1 comentario:

PIMPON_SESAMO dijo...

Este es un disco cuya portada la había visto hace muchísimo tiempo, pero no lo había escuchado nunca, hasta ahora, y puedo decir que no me ha defraudado en absoluto.
Claro que su música es escuchar algo sobre seguro.
Gracias.