martes, 18 de marzo de 2008

Annette Peacock-The Perfect Release(1979 Usa Rock jazz)(Yerma cd320 1996)

 

 
ESPECIAL SEMANA SANTA


  Yerma envia:

 Publique en su dia en la web, uno de los discos de esta mujer, X-Dreams. y que el que no se lo haya bajado no sabe lo que se pierde. Este fue el siguiente que hizo cambiando de registro. Creo que es un buen disco para degustar sentados en el silloncete con un cafetillo o una copilla.

Es un disco jazzy, con rock-blues que no os defraudará.
Debido a la buena acogida de "X-Dreams", la compañía discográfica Aura, le permite al año siguiente editar "The Perfect Release", otro título de nuevo bien explícito (La edición perfecta). Y de nuevo Annette cambia su orientación musical: "Ya no voy a hacer hard rock nunca más, no me interesan ni me gustan los sonidos fuertes". La música en este disco está basada en la fusión jazz-rock con elementos funkys, bastante popular en aquellos años. "El problema ahora es vender discos. No tengo tantos aficionados en el mundo. Lo que tengo que hacer es clarificar lo que digo, lo cuál es también un peligro para un artista, porque los artistas no deberían estar siempre vigilantes de lo que hacen. Solo deben hacerlo una vez que el trabajo está completado, si no corren el riesgo de hacer un producto con un resultado específico". Otra característica del disco es la voz de Annette. Ha perdido agresividad e incluso en algunos temas únicamente recita. "No he tomado muchos riesgos en este disco con mi voz, lo he hecho para ver que resultados daba, cuál sería la reacción, y para mí el resultado ha sido tanto positivo como negativo".

De la revista electronica Ademar

Enlace:


Annette Peacock-The Perfect Release(1979 Usa Rock jazz)(Yerma cd320 1996)

1 comentario:

PIMPON_SESAMO dijo...

Tiene lo que esas canciones suelen tener para no defraudar cuando se escucha acompañado.
De hecho mi cómoda de IKEA la armé con este albúm. Estuve toda la tarde. Y me supo a poco. Cuando me acosté me dolía todo el cuerpo.
Una grata experiencia.
Recomendable.
Y gracias porque la tarde me supo a ANNETTE PEACOCK y por supuesto a IKEA (que vaya tardecita me dió).