martes, 2 de marzo de 2010

Focus - Focus III- (1972) Holanda - Rock Progresivo-Sinfónico

Riscaard envia:
Focus era una banda de rock progresivo-sinfónico holandés, y en este disco pasan con mucha naturalidad por momentos de jazz rock con ritmos barrocos, aires medievales y funk, con potentes improvisaciones al estilo jazzero.
Focus III, doble LP que seguiría a Moving Waves, sirvió para que Focus fueran aclamados por la crítica y por todo el mundo como una de las mejores bandas del momento. De hecho, Jan Akkerman fue nombrado mejor guitarrista del mundo tras este soberbio trabajo.

A comienzos de 1976, Jan Akkerman dejó Focus y continuó su carrera como solista, que había iniciado en 1973. Focus hizo un paréntesis hasta 1977. Durante ese período sólo se editó una compilación con material inédito, producida por Mike Vernon, titulada Ship Of Memories. Para muchos, Focus había perdido su impacto, su espíritu y su éxito. Como reemplazo de Akkerman ingresó el guitarrista de jazz-rock belga Phillipe Catherine. Se integraron también Steve Smith en percusión (había trabajado con Jean Luc Ponty, y posteriormente en Journey), Jons Pistoor (ex de Maggie McNeal) en teclados, Eef Albers en segunda guitarra y P.J. Proby en voces. En 1978 grabaron un nuevo álbum: Focus Con Proby, que incluía antiguo material no utilizado previamente, remezclado por el productor Mike Vernon, con las voces de Proby. El álbum recibió críticas negativas.

La magia ya no existía y Focus inició un largo paréntesis, que algunos consideran como el final del grupo. Thijs van Leer continuó con su carrera como solista. Inesperadamente, en 1985 Thijs van Leer y Jan Akkerman se reunieron y grabaron un álbum llamado Focus (conocido como Focus: Jan Akkerman & Thijs van Leer), con músicos invitados: Tato Gómez y Ruud Jacobs (bajo), Ustad Zamir Ahmad Khan (tabla), Sergio Castillo (batería que junto a Tato Gómez ya había trabajado con Van Leer en el espectáculo "Rock & Ríos" de Miguel Ríos) y Ed Starink (programación de percusión). En cierta medida, el álbum tiene sonidos típicos del antiguo Focus, con largas piezas instrumentales y teclados polifónicos, aunque ya incluyen el uso de batería electrónica, secuenciadores y otros equipos electrónicos. Si bien tuvo buenas ventas, el trabajo no recibió buenas críticas, y ambos músicos volvieron a separarse.

El album que nos ocupa sigue muy en la línea del anterior (Moving Waves), con un sonido progresivo aunque más accesible, y su calidad es impecable de principio a fin. Lo tiene todo: solos apoteósicos, ritmos genuinos, composiciones retorcidas... Es, en una palabra, imprescindible.
Que lo disfruteis.

Focus - Focus III- (1972) Holanda - Rock Progresivo-Sinfónico