sábado, 20 de junio de 2009

Ricky Warwick - Belfast Confetti (2009 Irlanda Rock)


Antxonin envia:
Hablar de Ricky Warwick es hablar de un gran músico con muchos años de experiencia y muchos álbumes a sus espaldas. Probablemente sea más conocido como fundador de la banda THE ALMIGHTY que por su trayectoria en solitario y su colaboración en otros proyectos como STIFF LITTLE FINGERS o NEW MODEL ARMY (incluso ha hecho coros en algún disco de DEF LEPPARD), pero merece un puesto de honor en el panorama por haber sabido adaptarse a diferentes estilos dándoles su toque personal y elegancia.

“Belfast Confetti” es su tercer álbum en solitario y podemos decir que es todo un homenaje a su Irlanda natal, un disco cargado de emociones, matices, mezclas y, sobre todo, mucho sentimiento.
El viaje comienza con “Can’t Wait For Tomorrow”, un tema acústico donde la voz desgarrada de Warwick es la protagonista. Una vez entrados en calor llega un tema que, particularmente, me ha parecido soberbio, “The Arms Of Belfast Town”, un tema con muchos matices de folk irlandés que nos hace dejarnos llevar por la imaginación y trasladarnos a un típico pub irlandés abarrotado de gente mirando hacia un pequeño escenario, guinness en mano por supuesto, y coreando y bailando el estribillo.
“Throwing Dirt” es un tema con mucho sentimiento, la harmónica le da ese toque melancólico que hace que se nos ponga el vello de punta con cada acorde, y además nos prepara para escuchar el siguiente tema, la balada “Thousands Are Leaving”.

“Hanks Blues” nos recuerda lo versátil que es este artista, capaz de componer un tema con elementos tradicionales irlandeses como ahondar en las raíces del blues o el country, gran tema y grandes coros. Llega el turno del tema que da título al disco, “Belfast Confetti”, un tema donde la voz vuelve a tener mucho protagonismo, de hecho es casi, casi a capella. A mi este tema me suena muy “americano”, quizá se ve claramente la influencia country que él mismo ha confesado. Cambiamos de registro y nos adentramos en la preciosa melodía de “Angel Of Guile” y el temazo, porque no tiene otro nombre, “Punchin’ Thunder”, donde podemos apreciar claramente por qué los discos de Bob Dylan y el blues están también en la estantería de Ricky Warwick.

“Born Fighting” empieza con un acústico de guitarra y la voz de Warwick, y es uno de esos temas medio autobiográficos cargados de mensajes positivos y fuerza. El siguiente tema, “Can’t Hurt A Fool” es algo más movidillo e introduce, de nuevo, elementos y ritmos más tradicionales. Llegamos al final con “If You’re Gonna Bleed”, que comienza con un precioso sonido de armónica y va in crescendo, introduciendo la guitarra acústica e interpretado con una voz cargada de pasión.

“Belfast Confetti” es, en definitiva, un álbum que no deja indiferente y que ojalá reciba el reconocimiento que merece. Yo ya lo considero uno de los grandes discos acústicos que he tenido el placer de poder escuchar y disfrutar.