martes, 24 de febrero de 2009

GENESIS - 1969 - In Wonderland

brakaman envia:

GENESIS : "From Genesis To Revelation" (Marzo 1969) (1969) Jonjo Music Ltd.
GENESIS: “In Wonderland” The Decca Record Co. Ltd. London (1993) Pilz Srl

Canciones disco original: Canciones del CD:

SIDE 1
1. That’s Me (Bonus track)
2 Where The Sour Turns To Sweet 2. Where The Sour Turns To Sweet
3 In The Beginning 3. In The Beginning
4 Fireside Song 4. Fireside Song
5 The Serpent 5. The Serpent
6 Am I Very Wrong 6. Am I Very Wrong
7 In The Wilderness 7. In The Wilderness
8. The Conqueror
SIDE 2
9. In Hiding
10 The Conqueror 10. One Day
11 In Hiding 11. Window
12 One Day 12. In Limbo
13 Window 13. Silent Sun
14 In Limbo 14. A Place To Call My Own
15 Silent Sun 15. A Winter’s Tale (Bonus track)
16 A Place To Call My Own 16. One Eyed Hound (Bonus track)

Músicos:

Anthony Banks: teclados, vocales
Peter Gabriel: voz principal, flauta, pandero
Anthony Phillips: guitarra de 12-cuerdas, guitarra eléctrica, vocales
Michael Rutherford: guitarra bajo, vocales
John Silver: batería
Chris Stewart : batería ("The Silent Sun"/”That’s Me”, "A Winter’s Tale"/'One-Eyed Hound')

Arreglos de cuerdas: Arthur Greenslade

Productor: Jonathan King

Grabado en Regent Studio B, Londres, Agosto 1968

Este es el álbum de Genesis del que nadie quiere hablar. Incluso los músicos que participaron en el hubieran preferido que desapareciera en el limbo del mercado discográfico, olvidado para siempre en algún rincón de una bodega de remates. Puede ser que actualmente aun haya muchos seguidores del grupo que consideran a “Trespass” su primer álbum, sin embargo, un tal Jonathan King se ha tomado muy en serio la tarea de recordarnos el lugar donde empezó todo realmente.

Fue hace poco mas de 35 años que un grupo de inquietos y jóvenes músicos ingleses, entonces estudiantes de la exclusiva escuela Charterhouse en Surrey, eran bautizados por su guía y primer productor Jonathan King como ‘Genesis’ (en realidad solo sugirió el nombre a los integrantes de la banda, a quienes les pareció bien y lo adoptaron.) Un nombre que iba bien con la idea del grupo de ligar el origen del hombre y del mundo, la historia de la humanidad en diez canciones. Un concepto en realidad demasiado ambicioso siendo un grupo tan joven. Genesis, una palabra bíblica de profundo significado, bastante conocida y fácil de recordar, como elegida para señalar un “nuevo comienzo” en la música. Un nombre que primero aparecería en su primer sencillo, “The Silent Sun”, y después en Marzo de 1969, impreso con letra inglesa antigua en la portada negra de su album debut dentro del titulo mismo, “From Genesis To Revelation”. No obstante, la verdadera revelación no llegaría sino hasta un año después, con la aparición de su segundo álbum.

In The Beginning, Genesis R-O-C-K Roots, Genesis 1969, The Silent Sun, Genesis With Peter Gabriel, Del Genesis Al Apocalipsis, Where The Sour Turns To Sweet,

And The Word Was..., Genesis - The Original Album, In Wonderland, son solo algunos de los títulos con los que ha sido publicado este álbum en posteriores re-ediciones y en diferentes sellos discográficos, aparte de Decca y London. La más reciente es la del sello Teichiku, con un nuevo arte de portada y el nombre original. En algunos casos se ha modificado ligeramente el orden de las canciones, se han agregado temas extra, primeras versiones, y hasta una entrevista con Jonathan King, quien al parecer sigue siendo el propietario de los derechos de publicación de este álbum.

Y como cuenta la leyenda, este es el álbum que, debido al titulo que ostenta, fue a parar a los estantes de discos de himnos religiosos en los comercios de Londres (Tal vez esta sea una de las razones por las cuales ha sido publicado tantas veces con un titulo distinto). De manera que el disco se vendió muy poco, se dice que tan solo 600 copias. Este escaso interés hizo que el álbum no fuera re-editado sino hasta cinco años después, cuando Genesis ya era una banda famosa relativamente. El nuevo titulo seria “In The Beginning”, con un nuevo arte de portada en el que se aprecia la imagen de un volcán en erupción.

Estas primeras grabaciones de un todavía inmaduro Genesis están impregnadas aun del sonido pop de finales de los 60’s; basta escuchar por ej., el tema de su primer sencillo de 1968 “The Silent Sun”, concebida por el grupo para agradar a Jonathan King, quien era afecto a las melodías de los entonces exitosos Bee Gees. Así que, un convencido King decidió producir el primer álbum del grupo.

El álbum en si ofrece un poco de todo para todos los gustos, y en cuanto a calidad lo mejor puede encontrarse en temas como “Fireside Song”, “The Serpent”, “In The Beginning”, “In Limbo” , “The Conqueror”; aunque también destacan la energía de “In The Wilderness”, el sencillo “The Silent Sun”, “Am I Very Wrong”, “In Hiding” y “A Place To Call My Own”, sin olvidar los cortes extra: “A Winter's Tale”, “That's Me”, “One-Eyed Hound” que bien merecían su inclusión en la edición original.

Aunque son canciones que podrían calificarse de elementales por su formato, el álbum es dueño de una sugestiva atmósfera relajante en el que ya destaca la incipiente expresividad de la voz sin edad de un jovencísimo Peter Gabriel. Lejos esta, por supuesto, de ser una obra maestra o un clásico del grupo, pero las canciones logran transmitir un cierto estado de gracia que no puede soslayarse argumentando que solo se trata de un mero trabajo de principiantes. Para ejemplificar basta escuchar la mencionada “The Silent Sun”, o “Where The Sour Turns To Sweet” o “In The Wilderness”.

Sin ser relevantes, los arreglos de cuerdas para algunos de los temas por parte del director musical Arthur Greenslade, por lo general realzan la calidad de los mismos si bien en ocasiones estan demasiado presentes en la mezcla, sobre todo en aquellos donde se escucha el violín a la par con los demás instrumentos, como en el tema

"In the Wilderness". La introducción de arreglos de cuerdas fue una idea del productor Jonathan King y no precisamente el deseo de los integrantes del grupo, quienes probablemente hubieran preferido un sonido menos suavizado por la sección de cuerdas.

Para los oídos más exigentes, estas canciones pueden sonar poco pulidas y con mucho hiss, debido al nivel casi amateur en la producción. Esta era la primera experiencia del grupo en un estudio de grabación, por lo tanto es de esperarse que el sonido tenga algunos detalles imprecisos, como el hecho de que en algunas pequeñas partes el sonido se escuche saturado y un tanto precipitado, o el tener que recurrir al ‘fade-out’ para concluir algunos de los temas.

Sumergidos aun en el proceso de desarrollar su propio sonido, en este primer trabajo apenas si se logran vislumbrar algunos rasgos de lo que seria su extraordinario segundo álbum. La diferencia entre uno y otro es de tal magnitud que parecen dos grupos totalmente distintos compartiendo al mismo vocalista. Un hecho que confirmaría las potencialidades de la banda, así como el talento de sus integrantes.

“From Genesis To Revelation” resulto ser un ejercicio diferente, una suerte de álbum bastante sencillo comparado a lo que haría después el grupo, por esto mismo ocupa un lugar casi puramente histórico en la colección genesiana. Un álbum que ofrece una agradable mezcla de pop sicodélico de finales de los sesentas mas que de rock artístico, con letras que intentaban ser poéticas y novedosas.

Relegado como de interés únicamente para los verdaderos seguidores del grupo, es muy posible que aun hoy, esta colección de trece melodiosas composiciones originales de Genesis, sean del agrado de cualquier persona dentro o fuera del ámbito progresivo. O tal vez no. En realidad no importa, simplemente el que tenga interés y oídos que escuche.....

Enlace:

1969 - GENESIS - In Wonderland