viernes, 31 de agosto de 2007

Bloomfield, Kooper, Stills - Super Session - (US 1968 Blues)

Beamn67 envia:
Bloomfield tenia problema de egos en Electric Flag y se largó casi antes de editar el disco, Kooper dejaba atado y bien atado su proyecto en Blood, Sweat and Tears para hacer lo que le diera en gana y Stephen Stills estaba en periodo intermedio de Buffalo Springfield y el supergrupo CSN&Y. Con estos tipos todas las variantes de la música norteamericana estaban presentes. El blues-soul con Bloomfield, el blues-jazz con Kooper y el country-rock con Stills.

El disco se grabó como jam-session y luego Mr. Kooper añadió la sección de viento. La cara A la grabaron Bloomfield y Kooper con temas clásicos que podrían haberse firmado en Electric Flag como Albert's Shuffle o Really, el soul y el groove se desprende de temas como Stop o Man's Temptation. El tema más famoso es la experimentación a lo East-West de His Holy Modal Majesty.

En la cara B se lo montaron Stills y Kooper con country-rocks como el tema de Dylan It Takes A Lot To Laugh... o rock como You Don't Love Me. El tema de desarrollo largo de estos dos se lo hacen con la canción de Donovan Season Of The Witch. El disco termina con una bonita melodía de Harvey Brooks. A finales de los 60, despreció el status de súper guitarrista que se había ganado y, el resto de su carrera discurrió por el área de San Francisco haciendo algún disco, bandas sonoras y colaborando con bastante gente del blues.

Una buena muestra del buen hacer de Al Kooper (y entre las cosas que hace bien es escoger a sus acompañantes); venía de hacer grandes cosas, sí señor: aparte de poner sus notas más desgarradoras a “Like a Rolling Stone” (y a todo el LP “Highway 61 revisited”-1965- de tito Dylan), sacó un discazo con los Blues Project (”Projections”-1966- acojonante y muy recomendado) y uno de los discos que me acompañó largo tiempo, el también inolvidable “Child is father to the man”-1968- con la formación Blood, Sweat & Tears. El amigo Mike Bloomfield venía bastante rodado; nombrar tres grandes participaciones suyas: también en el “Highway 61″; el gran evento Butterfield Blues Band con su “East-West” y poco después con la Electric Flag (”A long time comin’”). Steve Stills venía del supergrupo Buffalo Springfield (y ya sabemos lo que salió de ahí) y del trío CSN (aún le quedaba para su gran momento: Manassas).

En fin, que tenemos a tres grandes músicos en un buen momento que, casi de casualidad, se reúnen para grabar unas sesiones, empiezan a entonarse y la cosa acaba con ésta maravilla que no podía llamarse de otra forma. La primera parte (cara A) se la dedican Bloomfield & Kooper y en la segunda Stills sustituye a Bloomfield a la guitarra. Acompañando están Harvey Brooks al bajo, Eddie Hoh a las baquetas y Barry Goldberg al piano eléctrico. En cuanto a las canciones, resaltar si acaso (éste es un disco donde es difícil dejar algo fuera) de la 1ª cara “Albert’s shufle”, “His holy modal majesty” y “Really” y de la 2ª “It takes a lot to laugh…” (peaso de versión de Dylan), “Season of the witch” y “You don’t love me” (otro clásico revisitado; todavía tardaría en venir la versión de los Allman)…

Poco más que comentar, mucho por disfrutar…